AISLACIÓN EN PAREDES

Con el desarrollo de la arquitectura contemporánea se produce un cambio de paradigma en cuanto la fachada, deja de ser un elemento pesado y estructural de un edificio, para transformarse en una envolvente, piel o membrana, capaz de proteger su interior, actuar como filtro del sol o el viento y mejorar las condiciones térmicas interiores.

Actualmente, la transformación de la arquitectura además de estar vinculada a un aspecto cultural, se relaciona intrínsecamente con el avance de la tecnología y nuevos materiales. De esta manera como profesionales de la construcción es importante mantenerse informados en cuanto a la serie de posibles soluciones a la hora de proyectar. La piel es filtro, transparencia, protección, privacidad, movimiento, cortina, amortiguador y bienestar interior.

¿Cómo mejorar la aislación de una pared?

DT: Es importante principalmente analizar las solicitaciones que va a tener cada muro, el asoleamiento y orientación, para luego utilizar el bloque adecuado. Para poder garantizar una buena aislación térmica e hidrófuga los morteros y revoques deben estar correctamente ejecutados, con las dosificaciones de materiales y agregados necesarios.

En cualquier tipo de proyecto, sobre todo en zonas de gran amplitud térmica, de mucha humedad, de fuertes vientos o nieve, es importante que la eficiencia de la envolvente sea mayor.

¿Qué beneficios tiene una pared bien aislada?

DT: Una pared correctamente dimensionada y aislada garantiza el confort térmico y acústico, como también la salud interior, además de la vida útil de los materiales que la componen. Es Importante aclarar que una correcta aislación térmica genera el consecuente ahorro en dimensionamiento y funcionamiento de equipos para climatización.

¿Cuáles son los errores más frecuentes que se cometen en la aislación de las paredes?

DT: El error más frecuente es la utilización de un materiales de gran espesor pero de insuficiente manejo de rechazo de la temperaturas. para la realización de la envolvente, de igual manera no tener en cuenta la correcta ejecución de las juntas y revoques. Otra falta común es utilizar escallas o escombros para rellenar huecos que luego generan puentes térmicos. Y por último, otro de los problemas recurrentes es levantar muros de manera apurada sin considerar su complejidad y procedimiento adecuado.

Ventajas de Aislathermic Wall

El aislamiento térmico en la construcción es un pilar importantísimo a tener en cuenta ante los problemas energéticos actuales. Con la correcta aislación de la envolvente podremos lograr los siguientes objetivos:

  • Evitar la contaminación ambiental generada por la combustión de combustibles orgánicos. Cuidado del medioambiente.
  • Reducir el consumo de energía. Ahorro en equipamientos para calefaccionar y refrigerar, en tarifas y consumos tanto individuales como regionales.
  • Mejorar el confort. Mantener una temperatura uniforme.
  • Evitar la condensación. Controlar patologías constructivas que, además de deteriorar aspectos constructivos, son perjudiciales para la salud

Aislación Paredes Mixtas

Muro mixto

El modo de colocación contempla la utilización de una perfilería, soleras y montantes de chapa galvanizada. En el espacio generado se coloca el aislante Aislathermic Wall, haciendo pasar la solapa de aluminio que el producto posee por delante de los perfiles y tomándolo al paño siguiente con una cinta de aluminio para dar continuidad a la  barrera de vapor evitando así que el vapor ingrese dentro del cerramiento. Se coloca luego la placa de yeso como terminación.

Conozca las Certificaciones y el Cuadro Técnico de nuestro producto

Las paredes de ladrillo, hueco o común, conforman una barrera térmica insuficiente. Una pared de ladrillo cerámico hueco de 18 cm, la más ancha habitualmente, no cumple con los requerimientos mínimos de confort que indican las normas IRAM de Acondicionamiento Térmico de Edificios.

La deficiencia es más notoria en los materiales con los que habitualmente se resuelven los muros exteriores: huecos de 8 y 12 centímetros, bloques de cemento y ladrillos comunes. Ya sea por falta de información o por un ajuste en los costos, lo cierto es que, al no considerar soluciones térmicamente eficientes, se está “ahorrando” en el rubro equivocado. Las consecuencias de construir una envolvente deficiente impactan directamente en el consumo energético y en la salubridad de los ambientes.

El calor y el frío no solo entran por la ventana. Aislar los muros colabora con la salud y el medio ambiente.

Aislante térmico para paredes

Si bien el techo es el que está más expuesto al intercambio de temperatura, cualquier trabajo que se haga en él va a resultar ineficiente si además no se realiza una correcta protección en las paredes. Es fundamental que la casa en su totalidad esté correctamente sellada para que no haya pérdidas de frío o calor por ningún sitio.

La aislación de las paredes puede planearse desde el momento en el que se está construyendo la casa o se puede agregar a un edificio que ya esté en uso. Te damos las opciones para cada caso.

Cámara de aire

Si estás construyendo tu casa, lo ideal es conversar con tu arquitecto la posibilidad de hacerla con un doble muro de ladrillos comunes, dejando entre ellos una cámara de aire de aproximadamente 4 centímetros.

En esa cámara se deben colocar, entre otras cosas, placas de telgopor de 2 centímetros de espesor una junto a la otra. De este modo, tendrás una capa de aire y un material industrial, generando una doble barrera de aislación térmica, que le dará mucho confort a los ambientes interiores.

tipos de ladrillos

Paneles aislantes

Una buena opción para aislar térmicamente las paredes de una casa que ya está en uso es armar una pared interior de paneles de roca de yeso (durlock) o de otro tipo de revestimiento.

Lo importante es que, entre la pared existente y la que vayas a hacer, coloques materiales de tipo sintético que permitan generar una correcta aislación térmica.

Pueden ser paneles de poliestireno expandido, pladur, o de tipo ecológico como el corcho. Lanas minerales o de vidrio también son una de las soluciones más apropiadas.

Pintura exterior aislante

Otra posibilidad, ya sea que estés en obra o viviendo en tu casa, es usar un recubrimiento plástico para frentes con aislamiento térmico. Este tipo de material se aplica como una pintura y contiene micro esferas de cerámica rellenas de aire.

Al aplicarse, se forma un colchón aislante que rompe el puente térmico entre el exterior y el interior. De esta forma, en invierno el calor no se va y, en verano, el calor no entra. Por su formulación, esta pintura posee un alto poder impermeabilizante y también es lavable y resistente.

como pintar una pared con humedad

Doble vidriado hermético

Los vidrios son, por excelencia, el material por el cual se genera la mayor cantidad de transmitancia de calor entre el interior y el exterior. Por eso, una posibilidad que reducirá en un altísimo porcentaje este intercambio es reemplazar los vidrios de tus ventanas por otros que sean DVH (doble vidriado hermético).

Este trabajo requiere, por supuesto, que también se cambien las aberturas, ya que el DVH debe colocarse en ventanas fabricadas con los perfiles adecuados a tal fin.

Si bien es una tarea que puede tener costos elevados, es una de las maneras más efectivas de mejorar la aislación térmica del hogar.

Consejos para mejorar la aislación térmica

Para mejorar la eficiencia de las aislaciones térmicas debemos cuidar algunos detalles para evitar que haya pérdidas vinculadas detalles menores o con el mantenimiento de tu casa:

  • Usá barreras naturales: si vivís en una casa y tenés un pequeño parque o patio, es útil plantar árboles de hojas verdes caducas en el lado soleado de tu hogar. En los días del verano, proporcionan una cortina fresca, que reduce la incidencia directa del sol. De esta manera, la casa estará menos calurosa.

  • Aislar los ambientes: es muy importante que controles las potenciales fugas de aire en ventanas, puertas, extractores o conductos de ventilación. Hay ciertos escapes más sofisticados que deben encomendarse a profesionales, pero, en la mayoría de los casos podemos sellar las aberturas con una pistola de silicona o un poco de mezclilla.
  • Colocar cortinas y alfombras: tanto el frío como el calor pasan a través de ventanas y suelos. Por eso, estos complementos generan una barrera más. En invierno, las cortinas y alfombras eliminan puntos fríos y no permiten el ingreso de aire frío del exterior. En verano, reducen el consumo de aire acondicionado y el uso de ventiladores, ya que ayudan a mantener la casa fresca y protegida de los rayos del sol.
tipos de telas para cortinas